28.3.10


No tenemos nada. Una calle desierta. Nada. Una chica desnuda sobre la cama. Nada. Monedas oxidadas en los bolsillos. Nada. Toda la vida por delante. Nada. El corazón de un pájaro. Nada. Las manos de un alfarero. Nada. La melodía de una vieja canción. Nada. Una noche y un cuchillo. Nada. La sed y el agua. Nada.

Fotografía: María Aizpuru
Texto: Juan Bello

2 comentarios:

ladeoriente dijo...

pues eso ya es algo...

la mujer umbilical dijo...

tenemos el dolor en los ojos.
como cuando uno mira mucho la pantalla o el desierto y no pasa nada de nada de nada.