30.3.10

aprendimos a pronunciar brooklyn en las películas. aprendimos a hacer el amor en los asientos traseros de los coches. aprendimos que muchas veces los cuerpos dejan una asquerosa nostalgia que tarda años en borrarse. la nostalgia también es el mar y el sol hundiéndose en el mar y tus pies recortados por el mar. el mar casi siempre sinónimo de verano. el sol ardiendo en la piel. los días inmensos. las noches cálidas y cercanas. aprendimos a pronunciar brooklyn en las películas. aprendimos que a veces los héroes no regresan. aprendimos a quedarnos solos sin guardar rencor a ningún nombre.
Texto: Juan Bello

4 comentarios:

ele* dijo...

yo he aprendido tantas cosas de las películas...
he aprendido que una buena canción puede hacerte olvidar los días de invierno.

ele* dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
ladeoriente dijo...

los dias inmensos...y el mar sinonimo de verano...me encanta.

¿rencores?¿q es eso?

Anónimo dijo...

"prendimos que muchas veces los cuerpos dejan una asquerosa nostalgia que tarda años en borrarse. "

magistral.

claire_ fisher