9.5.11

NADA MÁS. LA TRISTEZA. EL RUIDO. EL AMANECER










































La luz de una lámpara que pasa por el ojo
de una aguja. Un niño y un león.
Un árbol que ardió hace mucho tiempo.
Las horas enormes de un reloj de arena.
Un taxi que vierte la ciudad sobre el asfalto.
Labios arrojados en el felpudo
y una cama vacía.
Nada más. La tristeza. El ruido. El amanecer.

Texto: Juan Bello
Imagen: Sonia Marpez

6 comentarios:

Nata Ruiz-Poveda dijo...

me encanta. y las fotos son preciosas.

Eleanor Smith * dijo...

La tristeza inmensa.

Un beso o 2 ***

Clementine dijo...

Que combinación más magnifica.

Layla dijo...

joder, me dejáis sin respiración, os lo juro

Anónimo dijo...

La tristeza, el ruído, el amanecer: nada más.

La belleza de lo triste. Hay una peli antigua que protagoniza orcar ladoire, "a contratiempo" creo que se titulaba. Una road movie de un hombre que intenta escribir una novela y una chica que se sube a su coche. Pone el limpia y el agua cae sobre el parabrisas, sigue conduciendo. En el rediocassete graba su voz, "llovía". Una autoestopista dice "es triste pero bonito" como todo lo imposible.

La foto de la puerta está superb como dicen los franceses.

soniamarpez dijo...

: )